Actos en honor de Nuestra Señora Santa María del Alcázar 2019.

ACTOS EN HONOR DE NTRA. SRA. SANTA MARIA DEL ALCAZAR 2019

Con motivo de cumplirse el 83º aniversario de la liberación de la ciudad de Toledo y su Alcázar, la Hermandad de Nuestra Señora Santa María del Alcázar celebró diversos actos de carácter religioso y social que se han desarrollado en la Catedral Primada, por las calles de la ciudad imperial y en el propio Alcázar. 

SOLEMNE TRIDUO.

Con gran solemnidad y numerosa asistencia de fieles, durante los días 26,27 y 28 de septiembre, se celebró el triduo en honor de la titular de la Hermandad, fundada hace ahora 83 años por los defensores de la fortaleza durante el asedio al que fue sometida por el gobierno de la República y que resistió bajo el mando del coronel D. José Moscardó Ituarte hasta su liberación por las tropas nacionales el 28 de septiembre de 1936.

Los actos religiosos se iniciaron en la Catedral Primada con el Triduo a la Santísima Virgen, seguido de la Santa Misa que, en días sucesivos, fue oficiado el Deán del Cabildo Primado de Toledo y Consiliario de la Hermandad Ilmo. Monseñor D. Juan Miguel Ferrer Grenesche; y el Rvdo. D. José Luis Sánchez Vázquez, capellán castrense

Asimismo, cada día, al finalizar el triduo se depositaron sendas ofrendas florales, a los pies de la venerada imagen de la Virgen del Alcázar, las cuales estuvieron a cargo de la las “Damas de la Inmaculada”, asociación femenina vinculada al arma de Infantería; Hermandad de Veteranos de los Tres Ejércitos y de la Guardia Civil y de la propia Hermandad del Alcázar.

PROCESIÓN HASTA EL ALCÁZAR

En la tarde-noche del sábado 28, y a la conclusión del Triduo, tuvo lugar el traslado procesional de la imagen de Nuestra Señora que hizo su recorrido desde la Catedral hasta la fortaleza alcazareña, por las principales calles de la ciudad y la emblemática Plaza de Zocodover.

Abría el cortejo procesional la Cruz- Guía, seguida de la banda de CC. y TT. del Cristo Cautivo de Toledo, estandarte de la Hermandad, hermanos y fieles en general, e imagen de Nuestra Señora; detrás, la presidencia religiosa integra por el Consiliario de la Hermandad, acompañado de dos sacerdotes, a continuación la Junta Directiva de la Hermandad, encabezada por su Presidente-Hermano Mayor, Ricardo Alba Benayas, así como una representación de la Hdad. de la Virgen del Alcázar de Baeza (Jaén) y cerrando el recorrido la Banda Municipal de Música de Toledo.

A su llegada a la fortaleza y tras la interpretación del Himno Nacional, la imagen de la Virgen penetró en el recinto del Alcázar donde permanecería hasta el día siguiente.

SANTA MISA

La jornada del domingo 29 se inició con la celebración de la Santa Misa, presidida por la venerada imagen de la Santísima Virgen, en el majestuoso patio de armas de la fortaleza, en cuyo centro se alza la egregia estatua de Carlos I.

Previamente, se pudo visitar la cripta donde reposan los restos de los defensores del baluarte, entre ellos el jefe de la defensa, coronel Moscardó

La celebración eucarística fue oficiada por el Consiliario de la Hermandad Mons. D. Juan Miguel Ferrer Grenesche ayudado por dos concelebrantes. En su homilía, destacó la necesidad de “estar dispuestos al compromiso y a la fidelidad a las cosas más importantes de la vida como católicos y como españoles: la defensa de la Fe y de la Patria”.

En lugar destacado del acto religioso se encontraban el Hermano Mayor, Ricardo Alba Benayas, con su Junta Directiva , el Conde del Alcázar de Toledo, D. José Luis Moscardó y Morales-Vara del Rey, y por representantes de cofradías de Toledo y Baeza, entre otras personalidades.

Antes del Ofertorio, tuvo lugar la bendición e imposición de medallas y entrega de títulos a 130 nuevos hermanos que se incorporan este año a la Hermandad, a cargo de miembros de la Junta Directiva y personalidades invitadas.

Tras la Consagración, sonaron los acordes del Himno Nacional en señal de adoración y homenaje al Rey de Reyes y Señor de los Señores, presente en las sagradas especies.

Hay que destacar, igualmente, la masiva afluencia de fieles a comulgar, dentro de un ambiente de fervor, piedad y recogimiento.

OFRENDA FLORAL A LOS DEFENSORES

Concluida la celebración religiosa, tuvo lugar la ofrenda-homenaje a los Caídos y fallecidos de la Hermandad, depositando una corona de flores con los colores nacionales a los pies de la imagen de la Virgen del Alcázar.

Luego, con el acompañamiento de la Banda Municipal de Música de Polán (Toledo) se cantaron los Himnos de la Guardia Civil y de Infantería.

REGRESO A LA CATEDRAL PRIMADA

Bajo un sol radiante, la imagen de la Santísima Virgen abandonó el Alcázar para de nuevo recorrer las calles de Toledo y regresar a la Catedral Primada donde aguardará hasta el próximo año para recibir el homenaje de cariño y devoción filial de sus hijos. Allí fue despedida con el Himno Nacional y el canto de la Salve Regina. 

COMIDA DE HERMANDAD

La tradicional comida de hermandad celebrada en el restaurante del museo del Ejército, en la que se superaron todas las previsiones y hubo que habilitar mesas suplementarias en la terraza del establecimiento, puso fin al programa de actos.

A los postres, se sucedieron diversas intervenciones[*], concluyendo el acto con el canto del “Himno del Alcázar

 

[*]INTERVENCIONES

El Doctor Lorenzo Morata, niño del Alcázar durante el asedio y uno de sus mejores estudiosos y divulgadores, escritor riguroso y ameno, también poeta, relató algunas vivencias de aquel tiempo, como los proyectiles que estallaron incluso en los respiraderos del sótano y la mina, salvándose milagrosamente muchos y él mismo. Sollozos de emoción, memoria y lealtad correspondidos con sentidos aplausos.

 

El General de Brigada Adolfo Coloma Contreras,, se confesó también “niño del Alcázar”, pues estudió en la Academia de Infantería, trasladada enfrente, pero con el mismo espíritu, y de los defensores aprendió su ejemplo que es preciso transmitir a las nuevas generaciones que han recoger el testigo bajo el signo de la unión e igualdad.

 

Cerró el turno de intervenciones el Hermano Mayor, Ricardo Alba, hijo y sobrino de defensores quien habló de los milagros de la Virgen en Empel, Lepanto y en el Alcázar toledano animando a todos a seguir haciendo crecer la Hermandad para poder mejor servir a Dios y a España.

Toledo, Septiembre de 2019.